Acta 1: 14 de febrero 2012

Acta 1: 14 de febrero 2012

Comienzo 19.50. Fin: 21.35

Asistentes: 60 personas aproximadamente.

Se comienza con una introducción por parte de compañero que ha convocado la actividad, que lee una definición de bien común. Es del autor mexicano Óscar Diego:

“El bien común es el conjunto de condiciones de vida con las cuales los hombres, las familias y las asociaciones pueden alcanzar la plenitud.

 El bien común es el bien de las personas en cuanto que están abiertas entre sí a la realización de un proyecto unificador que beneficia a todos. La noción de bien común asume la realidad del bien personal y la realidad del proyecto social en la medida en que las dos realidades forman una unidad de convergencia: la comunidad. El bien común es el bien de la comunidad”.

Dice que lleva tiempo pensando en el tiempo que él dedica al bien común y se pregunta si él y los demás tienen claro que cuanto mejor vaya lo que me rodea, ese bien común, mejor me va a ir en mis proyectos individuales.

Después habla del margen como lugar de resistencia. Hasta ahora se ha estado muy al margen, que es diferente. Ocurren acontecimientos a nuestro alrededor y nos hemos quedado al margen, sin hacer o decir nada; salvo en conversaciones de festival o similar. Quizá es el momento de posicionarse en el margen para observar, proponer y actuar.

Dice que la introducción la va a hacer a través de las conversaciones que ha mantenido con gente antes de esta convocatoria. Para ello recrea una conversación con una amiga, que es una compañera:

–         Esto no va a servir para nada.

–          Bueno, de algo ha servido ya, al menos para juntarnos hoy. Las micro acciones sirven para mucho. Y debatir y encontrarse es también formarse. La inteligencia colectiva y todo eso.

–          Dime cosas del bien común que os afecten a todos.

–          La selección de cortos para los Goya, el ICAA, subvenciones sí o no y cómo, la ley Sinde, la futura ley de mecenazgo y patrocinio, la situación de muchos festivales y otros etcéteras.

–          O sea, una oficina de quejas y propuestas.

–          Me gusta más lo de las propuestas, pero claro que hay que quejarse y mucho.

–         Quejarse no sirve de nada.

–          Pues hace unos años hubo un problema con los cortos y la Academia, se protestó y se arregló, todos lo recordaréis. La Academia modificó sus bases ya publicadas.

–          En la web no queda claro qué se va a hacer exactamente.

–          Es que  no está claro porque se debe construir entre todos los que acudan. Hacer una propuesta cerrada es impedir que la gente participe. Debe ser de todos y para todos, eso es la participación activa. No hay jefes, presidentes, ni nada por el estilo.

–          Pero al menos tendrás algo pensado, ¿no? No se puede convocar a la gente para no contar nada.

–          Sí claro, pero mi ilusión es que lo que yo diga se transforme, se rompa, se enriquezca. El visor pasa a ser de todos.

–          Un ejemplo.

–          Hay miles de maneras de trabajar, miles de caminos para el visor. Venga, un ejemplo: dedicamos un encuentro o dos a hablar de la Academia y su forma de seleccionar los cortometrajes, que a muchos nos parece imperfecta. De aquí salen unas propuestas que se entregan al presidente y a los medios. Imagínate lo mismo con el ICAA y su política con los cortos. Que nos dejen participar, sobre todo en lo público.

–         ¿Sin ninguna queja?

–          Que sí, que sí. Si la gente que acude al visor lo desea, habrá que quejarse. Por ejemplo ante la Comunidad de Madrid con todo el lío que se han traído con las subvenciones este año. O por haber eliminado Animadrid.

–          Lo que es imposible es que os pongáis todos de acuerdo.

–          Quizá no sea necesario. Ayer soñé que se entregaban al ICAA 250 propuestas diferentes para mejorar su política de cortometrajes.

–         ¿Sin acciones, sólo debatir?

–          También soñé que íbamos 250 personas a entregar esas propuestas, por qué no. Todo será como la gente de El visor quiera.

–         Pienso que habría que montar una gran asociación para ser interlocutores con las administraciones, que represente al mundo del corto.

–         Yo propongo que esto sea diferente, ya hay asociaciones que funcionan, algunas muy bien, esto es otra cosa. Probemos a construir  algo más abierto, sin tener que asociarte, con otro tipo de responsabilidad. Donde te puedes acercar a mirar o a currar, cómo tú quieras, pero que siempre puedes estar. Y ojalá surjan más asociaciones.

–         ¿Y no se pueden hacer nuevas propuestas que no tengan que ver con algo en concreto?

–          Se puede y se debe hacer de todo. Insisto, el visor somos todos a partir de ya.

–         Bueno, y ahora, ¿qué hacemos?

–          Creo que debemos dejar de hablar nosotros y que la gente tome la palabra.

Una vez terminado, se propone una estructura para el encuentro:

–          Dar la palabra de los asistentes.

–          Elección de tema para debatir el próximo mes y fecha de marzo.

Comienza el turno de palabra.

–          Se propone que el próximo mes la actividad se desarrolle en el plató por mejor acústica.

–          Hay que establecer cuáles son nuestras cartas, enseñar nuestros trabajos para demostrar que tienen mucho poder.

–          Problemas de los cortos:

  • No hay público.
  • Sin posibilidad de retorno de dinero.
  • Solución: sólo festivales.

El corto debería tener unos ingresos que no sólo dependan de los premios de festivales.

–          Establecer una prima solidaria por la selección del corto: premios más bajos y dar dinero a los seleccionados.

–          Problema del corto: recuperar el público.

–          No ser destructivos y lamentarnos sólo de los problemas, sino hacer propuestas constructivas.

–          Festivales: hacer un manifiesto para que se hagan inscripciones on line, sin envío de dvd.

–          Que hubiera una unidad de criterio en las bases de los festivales.

–          Establecer una ficha común para los festivales.

–          En el visor se podrían debatir los problemas del corto, organizarnos en comisiones de trabajo.

–          Un actor dice que propone el método de micro teatro por dinero para recuperar dinero y abrir un nuevo sistema de exhibición.

–          Exhibición del corto en salas: los cortos no cobran entrada.

–          Distribución de cortos en salas de cine: el problema es que el mundo de la exhibición no cree en los cortos, no pagan por la sesión. Si las salas apoyaran al corto, sería una buena iniciativa.

–          Obligatoriedad de las salas para programar cortos antes de los largos: una idea para presionar a la administración.

–          No nos hacen un favor programando un corto en la sala de cine.

–          Historia: después de NODO se obligó a programar un corto hasta el año en que entra en el ICAA Méndez Leite y elimina esa obligación.

–          Pregunta: ¿se ha reivindicado esa obligatoriedad?

–          Buscar alguna forma para incentivar la proyección de cortos en salas comerciales y que formen parte de la cuota de pantalla.

–          Buscar otras formas de mostrar cortos en la red y que se pague por ello. ¿Exhibir primero en internet o en festivales?

–          La gente no toma el corto como un trabajo, sino como un hobby.

–          Cambio de modelo: hay gente que hace proyectos muy pequeños y que no espera recuperar dinero. Hay gente que se autoproduce y que está fuera de la estructura de producción y de las instituciones. ¿Cómo encaja el ICAA en este modelo de producción?

–          Este puede ser el marco para crear un nuevo modelo.

–          Hay que valorar el corto: compromiso para que los festivales paguen por la selección.

–          Buscar el modelo de Aguilar de Campoo en el pago por selección.

–          Establecer un mejor reparto de premios en diferentes categorías: montaje, interpretación, etc.

–          Los festivales pequeños también podrían pagar por la proyección del corto: 20 o 30 €.

–          Se pide un lugar para unir a los actores con el resto del equipo.

–          ¿Quién se dedica al corto para llegar al largo?

–          No hay que buscar sólo el dinero, sino el respaldo social también, buscar público, buscar un impacto social. Habría que realizar acciones sociales.

–          Nos dedicamos al corto por pasión, pero nos gustaría vivir de ello.

–          Hay que valorizar el corto, dignificarse, no somos los hermanos pobres del cine.

–          No creo que la gente se dedique a hacer cortos por hacerlos, sino que tienen como meta hacer largos.

–          Se propone crear una muestra itinerante de cortometrajes que llegue a los colegios.

–          No estamos aquí por el dinero y el corto puede no ser un paso al largo. Hay que dar valor al corto para que se dignifique el trabajo del equipo.

–          A veces los cortos tienen más visibilidad que los largos, más público en internet y festivales.

–          ¿Por qué muchos cortometrajistas pasan al largo? ¿Porque es más rentable?

–          El corto puede servir de plataforma: si te llama una productora es para hacer un largo.

–          Se pide que el debate se direccione hacia otro lado ya que en este encuentro no hay solo directores, sino otros agentes del mundo del corto.

–          Una actriz habla del bien común: que el corto llegue al público. Pensar propuestas para espacios donde se vean cortos no de forma esporádica.

–          Agrupar cortos para difundirlos y buscar criterios de distribución.

–          Ha cambiado el modelo de producción, el actual no existe. No tenemos visibilidad, sólo en los festivales. Crear una conexión entre productoras para tener información. La vanguardia en el corto es mínima. Hay otros lenguajes artísticos. No se conocen los modelos diferentes dentro del corto, no sólo existe la ficción dentro del modelo real. Hay que usar las redes sociales y propiciar un modelo combativo. Hay modelos que se están construyendo sin dinero. No se puede cuidar el corto porque no hay una plataforma donde exhibirlo. Ruptura con el modelo de producción. Buscar una inter relación para informarnos y generar visibilidad para nuestros proyectos.

–          Construcción de espacios públicos a través del cine: usar las redes para crear espacios públicos en los que se creen ideas. Llevar nuestras producciones y pasiones a espacios públicos. Canalizar a través de redes sociales.

–          Nos estamos olvidando de internet, ahí está el público.

–          Este foro debe ponerse a trabajar, que se haga un grupo operativo, que seamos prácticos. No digamos “hay que hacer”, sino “voy a hacer”.

–          Dificultades a la hora de involucrarse en proyectos. Hay plataformas como Filmin que permiten monetizar el corto en la red. Los festivales seleccionan lo más convencional, selecciones conservadoras. Eso es una forma de devaluar el corto.

–          Se propone acabar decidiendo fecha y temas concretos para el próximo día. Hoy ha sido una introducción sin nada concreto, pero hay que pasar a otro estado.

–          Se decide la fecha: martes 20 de marzo a las 19.30h.

–          Temas para el próximo día decididos por los asistentes:

  • Pago por selección en festivales: cómo se puede hacer.
  • Propuestas para nuevas formas de exhibición y espacios de encuentro.

–          El debate tendrá esas dos partes.

Anuncios